IEP Dirección financiera

Hijos emprendedores con padres empresarios, famosos y con negocios prósperos

Hay un dicho muy español que dice "Adonde fueres haz lo que vieres". Algo así debieron pensar los protagonistas de nuestra siguiente historia, hijos de empresarios y famosos españoles que han montado negocios, siguiendo el ejemplo de sus padres, con mayor y menor éxito

Hijos emprendedores con padres empresarios, famosos y con negocios prósperos
Martes, 03 de mayo 2016

Sea o no padre o madre, solo tiene que tener un vicio para estar en Nueva York y visitar el establecimiento que regenta Dylan Lauren, la hija del popular diseñador de ropa Ralph Lauren: el dulce. En pleno Manhattan, Dylan es propietaria de la tienda de dulces más grande del mundo. Su nombre forma parte de la extensa lista de hijos emprendedores de padres, famosos y empresarios, que han tomado el relevo de sus progenitores lanzándose al mundo empresarial, con mayor y menor éxito.

De éxito familiar saben mucho Juan, Gabriel y Emiliano, tres hermanos con el apellido Suárez, todo un referente en el sector de la joyería. En 2010 abrieron la primera tienda Aristocrazy en la calle Serrano de Madrid, una iniciativa arriesgada e innovadora de joyería asequible que ha conectado con la clientela y superado desde los inicios las expectativas. La nueva marca ha nacido de la generación más joven de una de las casas joyeras con más solera en España, y conseguido un éxito en poco tiempo, que mejora las previsiones más optimistas en el momento de su puesta en marcha.

Nuestro siguiente protagonista es Javier Goyeneche, hijo del primer presidente del Comité Olímpico Español. Su nombre no dice mucho, pero sí el de la empresa de complementos que en su día creó, Fun & Basics. Su espíritu emprendedor –aprendido, según unos; con el que ha nacido, según otros- le llevó hace pocos años a montar otra empresa, Ecoalf, especializada en prendas y complementos fabricados con materiales reciclados, y que en unos años se ha situado a la vanguardia de la moda sostenible y hecho un hueco en la industria general. “Fun and Basics la puse en marcha con 3.000 euros y luego tuve que salir al mercado a buscar inversores”, sostiene.

Vivir entre los focos y el revuelo mediático que generan sus padres es lo que les espera y buscan muchos hijos de empresarios famosos, pero también hay vástagos que se desvinculan y buscan su hueco. Sofía Ruiz del Cueto es otro buen ejemplo. Hija de la escritora Carmen Posadas, Sofía optó por la medicina como forma de vida y se especializó en medicina estética. Con una socia, montó la clínica Mira+Cueto en Madrid, desvinculándose del mundo en el que se mueve su progenitora y haciendo negocio con la medicina.

Anónima era también la existencia hasta no hace mucho de Marta Álvarez, hija del fallecido presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, y prima del actual, Dimas Gimeno. Marta se incorporó tras la muerte de su padre a la dirección de El Corte Inglés pero, hasta ese momento, vivía al margen de los negocios paternos, apostando por otros como el que montó la infanta Elena junto a un grupo de amigas y profesoras de la escuela infantil de sus hijos: la guardería Mico. Sin cargo en el organigrama del centro, Marta impulsó junto a sus amigas y compañeras esta iniciativa empresarial que con el tiempo ha dejado aparcada para involucrarse, en cuerpo y alma, en los negocios de su padre.

Su progenitor fue también un destacado hombre de negocios y aunque él llegó por casualidad al mundo empresarial, lo ha hecho con éxito y gloria. Nos referimos a Quique Sarasola, hijo del empresario Enrique Sarasola, y joven promesa como jinete hasta que una lesión le obligó a retirarse y probar suerte en el mundo de los negocios con la apertura de la cadena hotelera Room Mate, con el que se ha hecho un hueco en el complicado mundo de la hotelería.

También probaron suerte en los negocios de la moda, como su madre, los hermanos Rafael y Luis, hijos de Naty Abascal y el fallecido Duque de Feria. El mayor, Rafael, montó hace tiempo una tienda de moda masculina, Scalpers, que posteriormente abandonó para fichar por Inditex. Luis también ha hecho sus pinitos en el mundo de la empresa con la puesta en marcha de varios proyectos laborales vinculados a la moda, de dudoso éxito pero notable apariencia.

 
 

The Business Traveller ®