Silicon Copy

Los efectos del silicio se irradian por todo el mundo y proliferan los centros de innovación que replican el modelo de emprendimiento de la bahía de San Francisco. Hoy recorremos los principales valles que se extienden por el universo startup

Silicon Copy
Martes, 20 de diciembre 2016

Por José María Paredes - El Efecto WOW

El impacto de Silicon Valley en la economía global es incuestionable, a pesar del auge que han adquirido en los últimos años otros entornos tecnológicos por todo el mundo. De hecho, la zona sur de la bahía de San Francisco mantiene tanto dinamismo –entendido como flujo de capital, atractivo inversor y actividad empresarial– como el resto de los 20 principales ecosistemas distribuidos por todo el planeta.

Según datos del estudio “The Global Startup Ecosystem. Ranking 2015”, elaborado por Compass, Silicon Valley es 'La Meca' de la innovación y de la transformación digital, y acoge la mayor concentración de talento y de firmas tecnológicas por metro cuadrado, con una cifra de empresas que se sitúa entre las 14.000 y las 19.000 startups, que dan empleo a cerca de dos millones de trabajadores. Aquí están instaladas, además, las sedes de algunas de las principales compañías del universo digital, entre ellas Apple, Google y Facebook, que ocupan a más de 165.000 personas en todo el mundo.

Tal ha sido –y es– el influjo del ecosistema californiano, que sus efectos se han irradiado por todo el universo startup, en un intento de replicar las mejores prácticas empresariales de emprendimiento surgidas en aquel valle en materia de tecnología e innovación.

 

Silicon Alley, Nueva York (EE.UU)

La réplica neoyorquina del valle del silicio primigenio ha ido adquiriendo relevancia en los últimos años y cada vez más startups eligen la ciudad de los rascacielos para sacar adelante sus proyectos tecnológicos, pues no hay que olvidar que la 'gran manzana' es una de las ciudades que atrae mayor volumen de capital de riesgo.

De hecho, esta área de innovación –situada entre el distrito de Flatiron, Tribeca y el Soho– acoge ya a más de 1.000 startups e infinidad de empresas punto com y de medios de comunicación. De todas ellas, una de las más renombradas es Doubleclick, la empresa de publicidad comprada por Google en 2008 por más de 3.000 millones de dólares.

 

Silicon Wadi, Tel Aviv (Israel)

Israel es una de las grandes potencias tecnológicas del mundo y cuenta en estos momentos con un número cercano a las 4.000 startups, según un informe de Price Waterhouse Coopers elaborado en 2015.

En este ecosistema figuran algunas de las empresas de más éxito del entorno tecnológico de los últimos años, protagonistas algunas de ellas de importantes operaciones económicas: Waze (vendida a Google por 1.000 millones de dólares), Trusteer (IBM, 1.000 millones de dólares), Onavo (Facebook, 120 millones) o Primesense (Apple, 345 millones). Wix, una plataforma de desarrollo web basada en la nube con más de 80 millones de usuarios, también forma de este listado de compañías israelíes.

Tradicionalmente, las empresas tecnológicas ubicadas en Tel Aviv se han centrado en áreas como la TI empresarial, la seguridad y la tecnología de redes. Esta firme apuesta por la tecnología es consecuencia, sobre todo, de la conexión con las universidades y con los avances de la industria militar, cuyos logros son prontamente transferidos al ámbito de las empresas. Y ello a pesar de que la industria tecnológica es muy remisa a la contratación de talento internacional, lo cual dificulta una mayor apertura a los mercados (aun cuando la entrada de capital riesgo internacional es muy elevada).

De acuerdo con un estudio del World Economic Forum, Israel registra 249,2 patentes por cada millón de habitantes cada año, tan sólo por detrás de Taiwán, Japón y Estados Unidos.

 

Silicon Sentier, París (Francia)

Silicon Sentier es un 'cluster' de empresas tecnológicas organizadas en torno a la Rue Sentier de París, antaño centro de la moda y el textil y ahora una de las sedes de la innovación francesa de nueva creación. Esta zona, con el transcurso de los años, se ha transformado en otro de los grandes centros tecnológicos mundiales y alberga a más de 4.000 startups.

Silicon Sentier incluye una incubadora en una antigua fábrica, un centro de artes digitales y bares donde se reúnen trabajadores tecnológicos para citas de trabajo personalizadas.

Destacan, en este sentido, iniciativas tales como 'La Cantine', un espacio colaborativo en un entorno urbano ideado para propiciar los encuentros profesionales y las relaciones informales entre los protagonistas de este sector. Desde 2008, fecha de creación de este enclave, y tras su éxito como elemento movilizador de la capacidad creativa, su modelo se ha trasladado a otras ciudades, tales como Rennes, Nantes o Toulouse.

Otro proyecto sobresaliente es Numa, el primer acelerador de empresas de Francia, con cerca de 120 proyectos impulsados desde 2011, o 'La Cámara de Bitcoin', una antigua fábrica de sombreros de paja transformada en un ecosistema consagrado a este medio de pago. En la planta baja, los visitantes pueden utilizar un cajero automático de 'bitcoins' o acceder a la red de co-coworking. Celebra 'hackatones' y seminarios públicos dedicados a la nueva 'moneda'.

 

Silicon Roundabout, Londres (Reino Unido)

Desde finales del año 2000, Londres cuenta con su propio Silicon Valley, conocido como Silicon Roundabout, un complejo tecnológico ubicado entre Shoreditch y Hoxton, al este de la 'city'. Su auge como centro de innovación, sin embargo, se produjo tras la crisis financiera de 2008, a raíz de la caída de los precios de los alquileres en la zona, que atrajo a numerosas compañías especializadas en la cosa digital.

Firmas como Cisco, Facebook o Intel participan en algunos de los proyectos instalados aquí, y varias universidades londinenses colaboran igualmente en su desarrollo. Otras compañías –como Expedia, Twitter, Eventbrite, PBS, Airbnb o Amazon– también disponen  de intereses en este emplazamiento, o incluso se sitúan en sus inmediciones. Google, desde marzo de 2012, celebra aquí uno de sus campus, tradicionalmente orientados a proporcionar asistencia a los jóvenes emprendedores.

Así las cosas, bajo la marca Tech City, la zona ha evolucionado hasta convertirse en uno de los principales motores económicos de Londres. Asimismo, conviene recordar que cerca del 40% de las empresas "unicornio" europeas (empresas de tecnología con un valor superior a los 1.000 millones de dólares) se han creado en Londres.

Con todo, tras el Brexit, existe en estos momentos en Silicon Roundabout una honda preocupación, pues se desconoce cómo impactarán los resultados registrados en el futuro de las empresas alojadas (o en el de sus propios trabajadores trasnacionales). La comunidad Tech City, por aplastante mayoría, rechazó el Brexit en una encuesta realizada este mismo año.

 

Más información de Task ONE

 
 

DESCARGA LA APP PARA TU DISPOSIVIO

 
Disponible en the App Store    Disponible en Google play
 
 

The Business Traveller ®